¡ABUSADORES!

Oscar López Rivera es un preso político.
En un libro, Luis Nieves Falcón, describe su lucha por liberar a Puerto Rico y su encarcelamiento por más de treinta años en prisiones de los Estados Unidos.

¡ABUSADORES!

Lo acusaron de “conspiración sediciosa” para derrocar al gobierno yanki, como si el pepiniano llevara en sus bolsillos par de bombas atómicas.
Sus manos se ensangrentaron solamente cuando, en el uniforme de los imperialistas, disparara contra los vietnamitas en aquella horrible y antipática guerra en la indonesia. Lo hizo tan y tan bien que lo condecoraron con la Medalla de Bronce, la del valor. Como bien relata el boricua en una carta: “Entonces era un buen puertorriqueño”.

Se convirtió en un mal puertorriqueño cuando repudió la política de guerra de Estados Unidos en Vietnam y al arrepentirse de haberle hecho daño a gente que ningún daño le habían hecho a él o a Puerto Rico.
Lea más…

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.