Congressman Gutierrez en Puerto Rico

Defiende Estudiantes en Huelga, Colegio de Abogados y Ataca el Informe de Casa Blanca Sobre Puerto Rico

NOTA DEL EDITOR: Tomado de CLARIDAD, el periodico de la naciona puertorriqueña. Editada por razones de espacio.

La semana pasada, el congresista puertorriqueño por Chicago, Luis Gutiérrez, estuvo en la Isla para participar de diversas actividades y encuentros y ser entrevistado en diversos medios del país. El miércoles ofreció una conferencia en el Colegio de Abogados sobre los derechos humanos en Puerto Rico. El sábado 26 de marzo, ofreció un mensaje en el radiomaratón que celebró esa institución, incluso entregando un donativo de la comunidad puertorriqueña de Chicago.

Gutiérrez participó en una mesa redonda con CLARIDAD, para intercambiar ideas sobre diversos asuntos de Puerto Rico y Estados Unidos. En el intercambio, participaron las periodistas Perla Franco, Cándida Cotto, el director Gervasio Morales Rodríguez, Manuel de J. González y Pablo José Rivera, el presidente de la Junta Directiva.

Gutiérrez habló sobre el clima político en Puerto Rico y las violaciones de derechos civiles y humanos, el Informe del Grupo Interagencial de Casa Blanca sobre Puerto Rico, el prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera, los Republicanos y las protestas de trabajadores y la reforma migratoria.

La visión generalizada en Estados Unidos, incluso en las estructuras políticas progresistas, ha sido desde siempre que los puertorriqueños que residen allá son una “minoría nacional” como los negros e incluso los nativos. Y cuando se discute el tema del estatus de Puerto Rico, los congresistas de ese país lo ven como “meramente” un asunto a resolver, pero “no una prioridad”. Así lo reconoció el congresista de origen boricua, Luis Gutiérrez, quien admitió que “el Congreso de Estados Unidos no tiene a Puerto Rico en la mente” y mucho menos sus congresistas se sienten identificados con lo que quedó plasmado en el informe que rindió hace unas dos semanas el grupo de Trabajo de Casa Blanca nombrado por el presidente Barack Obama.

Gutiérrez, quien catalogó dicho informe como “insultante”, dijo sentirse sorprendido de que “equivocadamente en Puerto Rico se ha querido interpretar como si todas las instancias del gobierno federal que tienen que ver con Puerto Rico dijeron lo mismo”. “¿Cuántos congresistas tú crees que han leído el informe? ¿A cuántos tú crees que les importa lo que dice ese informe?”. Para él, ello se debe a que “parte de la situación colonial, tristemente es que se toma un informe y se eleva al nivel de un acontecimiento de gran trascendencia”, que no la tiene.

Gutiérrez insistió que “Casa Blanca no tiene el poder para resolver el issue de Puerto Rico”. Dijo que el Presidente lo que debió hacer “por respeto al pueblo de Puerto Rico” era admitir que Puerto Rico es una colonia y hacer una recomendación al Congreso para que resolviera esa situación. “Pero, ¿cómo él (Obama) propone algo que cae en contra de todas las normas internacionales?”, cuestionó Gutiérrez, refiriéndose a la propuesta del informe de realizar dos consultas a los puertorriqueños, la primera de ellas sobre si quieren ser parte de Estados Unidos.

Según el Congresista, el informe deja ver las intenciones de encaminar a Puerto Rico hacia la asimilación. Así se puede deducir al analizar las dos consultas cuando se propone que de ganar la primera, tendrá el efecto de dejar fuera la opción de la independencia en la segunda consulta, lo que representa a su vez descartar así el único derecho inalienable que está reconocido internacionalmente que es la independencia. Por lo tanto, alertó a que participar en esa consulta sería “dañino”. Recomendó que se le deje saber al pueblo desde ya que “la anexión es un proceso irreversible al menos legalmente” del que luego que se apruebe, si así sucediera, sólo se puede salir renunciando a la ciudadanía estadounidense.

“Si tú miras todo este debate de los derechos civiles, de la libertad de expresión y la libertad de asociación, y tú ves (la ofensiva contra) el Colegio de Abogados, la Universidad de Puerto Rico, la Corte Suprema, las uniones laborales y su derecho a negociar colectivamente, la privatización de agencias; es para quitarnos todo lo que nos distinga como puertorriqueños, cualquier institución que proteja lo que nosotros somos”, acotó. De ahí que Gutiérrez reconociera que los dos mensajes que dio en el Congreso en contra de la violación de derechos civiles en Puerto Rico, en contra de la encarcelación del presidente del Colegio de Abogados de Puerto Rico y del juez federal que lo encarceló, José A. Fusté, en contra del abuso policial a estudiantes de la UPR, fueron muestra de su indignación ante esos sucesos.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.